lunes, 14 de marzo de 2011

Nuestra Señora de la Soledad. Tiempo de Cuaresma.


La Hermandad de la Veracruz este año ha decidido que su Excelsa titular la Virgen de la Soledad estuviera ataviada con la indumentaria de hebrea que corresponde a este tiempo litúrgico de Cuaresma, la señora luce saya granate en terciopelo y manto azul en el mismo tejido, fajín rayado y por tocado lleva el tradicional tul blanco roto. Entre sus manos un sudario en el que se apoya la corona de espina de Nuestro Señor Jesucristo.

Los orígenes de esta vestimenta se sitúan en los años 20. La primera Dolorosa en presentarlo fue la Hiniesta, Virgen Dolorosa de Sevilla, que a punto estuvo de procesionar así vestida en su paso de palio. Llegó de la mano del genial Juan Manuel Rodríguez Ojeda que improvisó con un papel de seda el rostrillo, probablemente la escasez en ajuar de la época pudo ser el germen del estilo que todos conocemos como hebrea pero que responde más a cánones palestinos.

Según el gran Diccionario de la Semana Santa de Juan Carrero. Leemos que de hebrea: es la forma de vestir, a las Dolorosas cuando llega la Cuaresma. Se efectúa con ropas de telas lisas de raso de algodón, en color rojo para la saya y azul para el manto. El tocado por lo general de tul blanco, llevando asimismo un cíngulo de tejido listado de vivos colores, tocada con halo o diademas de estrellas.

El éxito fue rotundo aunque según Luis Becerra, director de la Obra Cultural Caja Sol, la denominación que se le da hoy día estaría equivocada “porque más que vestida de hebrea me parece que habría que llamarla de palestina. El shador (paño que cubre la cabeza) no es propio de aquel periodo. En el Museo Etnológico de Jerusalén está la respuesta: para que realmente fuera de hebrea, habría que vestirla con una saya, paño sobre la cabeza y no al cuello y prenda de abrigo según la región.

No hay comentarios:

Publicar un comentario